Grifos monomando para cocinas y baños

91 551 13 89
Grifos monomando para cocinas y baños

A quienes trabajamos en las empresas de fontanería de Madrid centro hace tiempo que dejo de extrañarnos que cuando tenemos que colocar una grifería nueva en una casa, ya nunca tengamos que colocar los tradicionales grifos de tuerca con mandos separados para el agua fría o el agua caliente. Prácticamente la totalidad de los grifos que se instalan en este momento tanto en cuartos de baño como en los fregaderos de la cocina son grifos monomando.

La verdad es que hay varias razones que justifiquen este hecho. Por comodidad, por estética, por su sencillez de manejo y, aunque muchos de los usuarios puede que lo desconozcan, porque también suponen un ahorro de agua. Y vamos a explicarte cómo lo hacen. En los grifos tradicionales de llave hay un  junta de goma que, cuando giramos la llave es presionada taponando el paso del agua. Con el paso del tiempo, esa junta de goma se desgasta y deja escapar una cantidad más o menos importante del caudal de agua del grifo.

Como bien sabemos quienes trabajamos en las empresas de fontanería de Madrid centro en los grifos monomando, en lugar de una junta de goma, las piezas que impiden el paso del agua están hechas de porcelana, lo que significa que no se deforman con el paso del tiempo de modo que nunca se producen pérdidas de agua.

Si hay que ponerles un pero a los grifos monomando es que cuando lo cerramos, todos tendemos a colocar la palanca, por una cuestión estética en una posición centrada. Así que, al abrirlo levantando la palanca, ponemos en marcha innecesariamente la caldera.

Pero hasta este problema está ya solucionado con los últimos modelos que tenemos en Ahchagua. El agua caliente no se abre hasta que no se mueve la palanca en su dirección.

haz clic para copiar mailmail copiado